Las fiestas del antroxu, llamado también  antruejo, antroido o antruido en otros lugares de Asturias, se inician  en

 

Fiestas muy intensas, lúdicas, de mascaradas, disfraces, de críticas y sátiras, fiestas con toques transgresores, también gastronómicas, ya que son típicos los dulces tradicionales del antroxu

El Jueves de Comadres se celebra el jueves anterior al miércoles de ceniza y las protagonistas, básicamente, son las mujeres. La fiesta es en sí peculiar y llama la atención de quien la desconoce. Se ha mantenido en el tiempo, aunque con períodos de aparente olvido. 

En el libro “Las mascaradas de invierno en Asturias”, del autor Eloy Gómez Pellón, se recogen algunas tradiciones en relación con esta festividad:  

“Las fiestas de comadres celebradas en los días o semanas previas al carnaval han tenido una gran relevancia en las regiones septentrionales de la Península, como Cataluña, Navarra, País Vasco, Galicia y, por supuesto, Asturias, así como en algunas partes de Castilla y Extremadura.

El Jueves de Comadres debió de tener en Asturias una gran importancia festiva, y de ello se conservan algunos signos indicativos. Aún se celebra con gran brillantez en Pola de Siero, aunque se hayan perdido en parte los elementos tradicionales que la conformaban. C. Cabal, que ofrece algunas informaciones referidas a las primeras décadas del siglo, señala que este día representaba un fervoroso reconocimiento del papel de la madrina, cada una de las cuales se desplazaba en ese día con sus ahijados al Prau Picón o al Prau Malato, a degustar una sabrosa merienda que consistía en bollos preñaos, naranjas y sidra. Pero también se sabe que todavía a comienzos de siglo se hacía el mismo día una gran fiesta en Gijón, que igualmente se llamaba Jueves de Comadres”.

En algunos capítulos del mencionado libro, el autor realiza un curioso estudio sobre las festividades invernales, entre las que incluye el antroxu, y parece ser que las festividades del antroxu y de las comadres surgen de una yuxtaposición de celebraciones prerromanas que establecían el inicio del calendario hacia lo que sería el mes de marzo, a la vez que mantienen una relación con las fiestas celtas de Imbolc y algunas festividades invernales romanas, siendo las festividades romanas de las Matronalia las que mantienen relación con el jueves de comadres. También en algunas de estas fiestas invernales romanas, como las Saturnalia, las Ianuaria o las Lupercalia, así como en las celtas de Imbolc, se utilizaban los disfraces y se adoptaban figuras zoomorfas, como ha sucedido en las festividades del antroxu en Asturias.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar