Una ruta con poca dificultad, que se puede realizar en cualquier época del año, ideal para días muy calurosos

En Infiesto buscamos el desvío que nos indica a Espinaredo. Continuar la carretera después de pasar esta población hasta llegar al área recreativa donde hay un aparcamiento.

No está indicada la ruta, pero no tiene pérdida. Hay que coger el camino que está a la derecha del aparcamiento.

 

El camino, sin dificultad, con moderada ascensión va dejando el río a nuestra izquierda, y ya desde el principio, observamos la singularidad del mundo vegetal que nos rodea con el sonido del agua de fondo.

 

El camino transcurre continuamente por bosques con ejemplares autóctonos y con rincones de encanto especial. Aproximadamente después de unas dos horas se acaba el paso por el bosque y nos acercamos a unas pequeñas hoces. Tras su paso, hay unas pequeñas praderías junto al río, donde es habitual finalizar la ruta y descansar para comer, pero si se quiere continuar, se puede ascender por las laderas de las montañas alcanzando brañas más altas, pero esto con algo de dificultad por las pendientes y siguiendo senderos a veces poco definidos.

 

El regreso se realiza por el mismo camino.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar