Una mirada sincera a la filosofía, hacia sus valores humanos y éticos puede ayudarnos a desarrollar habilidades sociales para relacionarnos como ciudadanos y sobre todo como personas. Reconocer nuestras diferencias personales y las de los demás nos enriquece como seres humanos a la vez que enriquecemos nuestro entorno ya sea familiar, profesional o social.

 El diálogo, la solidaridad, la comprensión, la tolerancia y la educación, pueden ser algunos de esos valores desarrollados por la filosofía y que apuestan por ese difícil arte de la convivencia

Desde el año 2002, la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) ha establecido que el tercer jueves de noviembre de cada año se celebre el Día Mundial de la Filosofía.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar